Te da miedo el agua y no te atreves a meterte en la piscina, o en el mar, quieres aprender a nadar y no sabes cómo hacerlo, es tu asignatura pendiente, te gustaría estar en el medio acuático igual de tranquilo que el resto de personas, en este artículo te enseñamos como podemos ayudarte.

Nosotros hemos diseñado un programa para enseñar a nadar a gente con miedo al agua, después de ver que teníamos muchos alumnos que nos lo demandaban, ya que tenían esa asignatura pendiente. Este es un programa que hemos puesto a prueba con numerosos alumnos novatos que han pasado por nuestra piscina y esta basado en 5 fases:

  • Perder el miedo al agua: nosotros que sabemos nadar puede que no lo entendamos bien, pero cuando no sabes nadar tienes miedo a meterte en el agua, a desplazarte en ella, eso es normal cuando te enfrentas a lo desconocido, nosotros te apoyaremos para romper este miedo, proponiéndote ejercicios muy fáciles en los que entres en contacto con el agua y vayas poco a poco sintiéndote a gusto en ella.
  • Aprender a respirar sin que te entre agua por la nariz: esto es algo muy intuitivo hacerlo, pero cuando lo aprendes de mayor, no es nada fácil y se requiere de mucha paciencia por parte del profesor y de mucho trabajo por parte del alumno, nosotros te propondremos ejercicios para que vayas separando la respiración boca nariz.
  • Trabajo de flotación y posición corporal: aquí te enseñamos como flotar sin mover ni brazos, ni piernas y veas como no te hundes, lo cual te dará mucha confianza. En esta fase la tabla (utensilio que se suele usar en natación para trabajar piernas) la solemos meter para que cojas confianza en la respiración aunque no nos guste mucho usarla. Los novatos nadan con la cabeza fuera del agua, esto es algo que si lo ves en algún nadador te indica que es novato, o aprendió solo y se le ha quedado ese vicio, nadar con la cabeza fuera del agua es muy ineficiente y hay que corregirlo desde el principio, nosotros te propondremos ejercicios que te forzarán a mantener una posición horizontal sin que sufras demasiado, este es el momento en el que empezamos a quitar la tabla y a poner más las aletas.
  • Técnica de piernas: Nosotros enseñamos a nadar moviendo poco las piernas, pero para un nadador novato es importante aprender a moverlas bien, porque te van a hacer ir en mejor posición y que no te frenen al nadar.
  • Técnica del estilo: haciendo hincapié en el movimiento de los brazos y su coordinación con tronco y piernas, esto es lo último que trabajamos, cuando ya hemos asentado bien la bases y sería repetir nuestras secuencias de ejercicios para mejorar tu técnica de nado y desplazarte con más eficiencia por el agua, consiguiendo crear menor resistencias al avance y más propulsión.

La duración de estas fase es variable según el nadador, su empeño y atrevimiento y cualidades innatas.

Si quieres unirte a los grupos de aprendizaje o prefieres aprender con un entrenamiento personal, rellena este enlace https://entrenamientomadrid.com/inscripcion-natacion/

Un saludo,

Carlos