Las técnicas hipopresivas surgen en oposición a las técnicas hiperpresivas para el fortalecimiento muscular y en concreto para la faja abdominal. Un ejemplo de ejercicio hiperpresivo son las abdominales clásicas, algunos ejercicios de pilates, la carrera, el tenis, el yudo etc., todas estas actividades provocan un aumento de la presión intraabdominal, mientras que las primeras provocan un descenso de la presión abdominal (Rial & Pinsach, 2012).

Abdominales tradicionales

Abdominales tradicionales

Abdominales hipopresivos

Abdominales hipopresivos

¿Cómo se hace un hipopresivo?

Suelta todo el aire, no dejes ni gota, cierra nariz y boca, no dejes pasar nada de aire, abre las costillas y succiona como si quisieras coger aire, entonces veras como se forma un socavón en tu abdomen y sentirás como tus órganos internos suben hacia arriba, liberando el suelo pélvico. Ya lo tienes!! Esta acción se repite en diferentes posiciones.

Las posiciones adoptadas en los ejercicios favorecen la elongación axial y la apertura escapular, que se debe de mantener durante todo el ejercicio, lo que produce una mejora de la postura.

El hecho de que aumente la presión intraabdominal provoca tensión en la musculatura del suelo pélvico y en los órganos internos. Nuestro suelo pélvico y sobre todo el de las mujeres, no está preparado para soportar tantas tensiones lo que puede provocar problemas de incontinencia urinaria. El hecho de que nuestro diafragma presione constantemente el colon transverso podría ocasionar problemas de estreñimiento.

Abdominales hipopresivos

En lo que nos interesa, los deportes de resistencia, el hecho de soportar el impacto que supone aterrizar con el pie en el suelo cuando corremos hace que constantemente nuestras vísceras presionen el suelo pélvico y éste cada vez se distiende más, perdiendo su capacidad de contención. Muchos hombres pueden correr sin experimentar problemas, pero las mujeres han pasado de su papel de recolectoras, que tenían durante la prehistoria, a un papel de cazadoras que exige la sociedad moderna (Pinsach & Rial, 2015), su suelo pélvico no está preparado para correr, ya que durante muchos millones de años no les ha hecho falta. La práctica de hipopresivos para Natación tiene además otra aplicación, y es que al realizar el ejercicio sin aire en los pulmones trabaja la resisitencia celular a la acidosis, es decir, de soportar la apnea, lo cual podrás agradecerlo cuando no puedas respirar a la hora de hacer los virajes largos o intentar evitar respirar en la primera brazada, que causa más resistencia que si esperamos a dar una brazada más para respirar. En Ciclismo se han observado problemas en la próstata y en el nervio pudendo(que inerva el suelo pélvico), ambos por compresión contra el sillín, el primero puede ocasionar problemas de incontinencia urinaria y el segundo impotencia sexual,  con la práctica de hipopresivos se previene la aparición de ambos problemas. Al tratarse de un ejercicio en hipoxia intermitente se han visto mejoras en los valores sanguíneos de eritrocitos.

Nunca habíamos tenido un ejercicio que redujera la cintura, ninguno de los ejercicios que nos han mandado los entrenadores lo hacían, es más, aumentaban el perímetro, sin embargo los hipopresivos reducen el perímentro de cintura, es el único ejercicio que consigue hacerlo.

Concluyendo, los ejercicios hipopresivos tienes los siguientes beneficios:

  • Trabajo y recuperación del suelo pélvico
  • Evita problemas de incontinencia urinaria
  • Mejora las prestaciones sexuales
  • Provoca una recolocación visceral
  • Reduce el perímetro de cintura
  • Mejora la postura
  • Mejora la capacidad de soportar la apnea
  • Mejora de la serie roja (eritropoyesis)

Bibliografía

Pinsach, P., & Rial, T. (2015). Ejercicios hipopresivos: Mucho más que abdominales. La Esfera de los Libros.

Rial, T., & Pinsach, P. (2012). Principios técnicos de los ejercicios hipopresivos del Dr. Caufriez. Recuperado 9 de julio de 2016, a partir de http://www.efdeportes.com/efd172/los-ejercicios-hipopresivos-del-dr-caufriez.htm

Carlos Martín Caro

Director Técnico OET