Aprender a nadar bien de adulto es lo que nos gustaría a muchos de los que no tuvimos la suerte de tener unos padres que nos acercaran a la piscina cuando éramos niños. Empiezas a practicar triatlón y te das cuenta de lo importante que es saber nadar bien, sobre todo en triatlón de corta distancia, en donde hay drafting (coger rueda) en el segmento ciclista, por lo que cuanto más delante salgas del agua, más opciones tendrás de coger un buen grupo en la bici, eso es crucial para mejorar tu clasificación, ya que cuanto más atrás salgas más posibilidades habrá de que tu grupo de bici sea más lento y eso te hará llegar a la carrera con unos cuantos minutos de retraso con los rivales que consiguieron salir unos segundos antes que tu y coger un buen grupo.

¿Crees que puedes salir del agua a la misma altura que muchos de esos rivales que sí entrenaron la natación de niños? Nosotros pensamos que sí.

Es cierto que hay un punto de sensibilidad al agua que es posible no consigas, pero no es imposible, sólo es difícil. Nosotros, los adultos, tenemos una ventaja frente a los niños, y es que tenemos la ambición y motivación suficiente para estar concentrado en el entrenamiento, tendremos una práctica activa que los niños difícilmente podrían tener por su naturaleza, 1h de ejercicios técnicos de natación en un adulto concentrado equivale a por lo menos 2h de práctica en los niños, ellos nos sacan mucha ventaja sí, pero nosotros podemos remontar muy rápido si tenemos constancia.

Práctica Consciente de los ejercicios de técnica.

Hace falta práctica consciente, a esto se le llama a que cuando entrenamos, tenemos que estar pensando constantemente en cómo movemos las manos, los brazos, los pies, cómo colocamos el tronco, la cabeza… no podemos estar pensando en lo que vamos a hacer después, ni en los problemas familiares, necesitamos abstraernos y repito “concentrarnos”, al entrenar debemos olvidarnos de todo, la piscina debe ser un sitio de relax, disfrute, esfuerzo y aislamiento, el objetivo es mejorar, no desahogarse ni resolver otros problemas, nunca hagas movimientos de natación sin pensar en ellos, si quieres desconectar mejor no nades los estilos en los que quieres mejorar, puede que hagas más mal que bien.

También hacen falta horas, tienes que tirarte mucho tiempo en el agua, todo el que puedas, aprovecha todos los huecos que puedas para tirarte a la piscina, a mí personalmente me gusta meterme después de alguna clase para hacer remadas o pies e ir sumando sensaciones, ten un bañador y unas gafas siempre a mano, no hemos nacido para estar en el agua y tenemos que practicar mucho para hacernos a este medio, da igual si tienes 20 min o 1h, métete y practica, no pierdas el tiempo y concéntrate en tus movimientos el poco tiempo que tengas.

Con un entrenador irás más rápido

Un OET Coach te enseña el camino, te dice los ejercicios que tienes que practicar según tu debilidades, y luego tienes que poner de lo tuyo, práctica consciente y concentración. Actualmente somos tres OET Coach en la piscina, David Estébanez, Laura Garay y un servidor. David es un crack, si tienes alguna duda de algo pregunta a David, sabe todo sobre entrenamientos y técnicas de triatlón, siempre le verás con algún libro, revista en sus ratos muertos, no para de actualizarse, un gran entrenador. Laura es insustituible, es una auténtica experta enseñando a novatos, tienes un instinto especial para ello y todos hemos aprendido mucho de ella y de sus clases. Cualquiera de los dos os puede dar consejos muy sabios.

oet_coach_Carlos

Como mejorar nuestros resultados en triatlón

Para terminar, apartándonos de lo que es el entrenamiento en sí, solo te falta hacer una cosa, tienes que aprender a ir a pies de tus rivales en la competición (colocarse detrás de los pies para aprovechar la menor resistencia que ofreces al agua), eso tienes que aprenderlo también y la mejor manera de hacerlo es compitiendo mucho. Puedes ir a pies de un rival que haga 1 o 2 minutos menos que tú en un 1500 y salir con el si eres capaz de pegarte como una lapa durante todo el segmento de la natación, esta es la forma en la que puedes compensar ese punto de sensibilidad que tienes los rivales que nadaron de pequeños y que quizás no consigas adquirir.

Espero que podamos ayudaros a conseguir vuestros objetivos con próximos post.

Carlos Martín Caro

Director Técnico OET