El mundo empresarial es competitivo, y tener una buena productividad laboral es clave. Pero en ocasiones, son las  propias características de los puestos de trabajo los que están contribuyendo a problemas de productividad. En la anterior entrada hablábamos de malas posiciones corporales y la falta de movilidad  como factores que pueden reducir la productividad laboral. Ahora, también hay que pensar en término de gasto energético.

Muchas de las actuales profesiones, para que se realicen, precisan de un gasto energético bajo. Este menor gasto energético, unido a unos peores hábitos alimenticios (comidas procesadas ricas en calorías, incremento del consumo de azúcar…) está ocasionando el aumento de ciertas enfermedades, como la obesidad, que suponen y supondrán grandes costes económicos a empresas (remodelación de los espacios laborales, costes por ausencias/bajas laborales) y  Estados (mayor gasto sanitario derivado del tratamiento a medio y largo plazo).

A los factores anteriormente señalados (menor gasto energético en las actividades laborales cotidianas, y peores hábitos de alimentación), en las sociedades modernas también se observa una reducción en la práctica de actividades físicas y/o deportivas. La combinación de todas ellas es preocupante porque estamos contribuyendo a crear sociedades enfermas.

Inactividad físicaInactividad física 4º factor de mortalidad global. Fuente: the economic cost of physical inactivity in Europe (2015): http://www.munideporte.com/imagenes/documentacion/ficheros/032333CF.pdf

Informe económico de la inactividad física en España

El informe económico de la falta de actividad física en Europa (2015) y en su sección dedicada a España, nos dejan algunas cifras e informaciones que nos deberían hacer reaccionar:

  • Se estima que el coste económico de la inactividad física en España es de 990 millones de euros. Pero si ampliamos la escala al conjunto de la Unión Europea el coste es de 80 billones de euros por año.
  • A las cifras anteriores hay que añadir 1 billones en concepto de gastos indirectos (enfermedades y mortalidad prematura).
  • Los efectos de la inactividad física están relacionados con el 7.4% de las muertes en España: 54.000 personas en 2012.
  • El gasto económico total anual para combatir los efectos de la inactividad física es de 6 billones de euros, lo que representa el 6.9% del presupuesto destinado a Salud.
  • Invertir en cambiar la situación podría proporcionar beneficios valorados en 1.3 billones de euros por año.

Otro dato interesante: solo el 6% de los trabajadores realizan deporte o actividad física en el trabajo, frente al 13% de media de la Unión Europea. (IESE Business School, 2014).

cross-sector solutions

Fuente: the economic cost of physical inactivity in Europe (2015): http://www.munideporte.com/imagenes/documentacion/ficheros/032333CF.pdf

 

Solución preventiva: La actividad física

Lo destacable es que hay una solución de bajo coste económico que puede reducir costes: la actividad física. Esta es eficaz para combatir muchas enfermedades presentes en muchos trabajadores: enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, cáncer, etc.

En otras palabras: los trabajadores sanos son más productivos y reducen costes a corto y largo plazo. La prevención es clave, y actuar lo antes posible reducirá sus costes laborales. Además, invertir en Actividad Física podría ser una forma de obtener incentivos fiscales en un futuro próximo o la posibilidad de crear nuevos productos. Otros posibles beneficios sería el de pertenecer a un exclusivo grupo de empresas saludables.

Las ofertas en los programas en actividad física y deportiva son muy variadas, pero hay que considerar que no todo está indicado para todo el mundo. Si un trabajador tiene ciertas patologías, como la Diabetes, hay que tener en cuenta ciertas cuestiones para que el deporte o la actividad física realizada no agraven el problema de salud.

Los programas de actividad física en empresas es una de las mejores inversiones que se puede realizar: mejorar la salud de los principales activos de la empresa (los trabajadores), mejorar la productividad laboral, mejorar la marca y la responsabilidad social corporativa de la empresa son alguno de los efectos. No contribuya a que la salud de sus trabajadores se deteriore.

Confíe en profesionales  formados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte para diseñar y dirigir el programa de intervención que mejor se ajuste  a las necesidades de sus trabajadores. Confíe en OET.

 

David Estébanez

OET Coach